Albóndigas a la Griega

Rendimiento: 4 personas
Fotografía de Albóndigas a la Griega

Ingredientes   para Albóndigas

  • 250 gramos de cordero picado*
  • 250 gramos de cerdo picado*
  • 100 gramos de miga de pan de molde con nueces (o de cereales)
  • 1 huevo*
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de menta picada
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • Leche entera
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta negra recién molida

Ingredientes   para Salsa de yogur

  • Dos yogures griegos
  • ½ limón
  • Un diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Una cucharada de perejil picado
  • Sal y pimienta negra recién molida

Procedimientos

  1. Picar la cebolla y rehogarla en aceite de oliva a fuego suave durante 15 minutos. Añadir el ajo y dejar que se dore levemente. Poner a remojo el pan con leche hasta que se empape bien. Poner en un bol las dos carnes, añadir el pan, la cebolla y el ajo con el aceite, el huevo, las hierbas picadas y salpimentar. Mezclar bien todo, cubrir con film y dejar madurando en la nevera un par de horas (cuanto más tiempo, más sabor cogerá la carne).
  2. Mientras, preparar la salsa poniendo en un bol el yogur, el ajo aplastado con el canto de un cuchillo, el limón, el perejil, una pizca de sal y pimienta recién molida. Añadir un chorro de aceite y remover hasta que esté todo bien mezclado. Filmar y a la nevera también un par de horas, para que el ajo dé sabor.
  3. Preparar un plato o fuente cubierta con papel de cocina y otro hondo con harina. Calentar aceite abundante en una cazuela (si tienes una freídora o una rejilla para freír, mejor). Sacar la carne y retirar los trozos de ajo. Comenzar a hacer las bolitas con las manos: una cantidad buena de carne es el de una cucharada, pero se pueden hacer más pequeñas si se prefiere.
  4. Enharinarlas e ir friéndolas en el aceite caliente, pero que no humee (una temperatura 7 de 10 es la correcta; si está demasiado caliente se quemarán por fuera y quedarán crudas por dentro). Cuando estén ligeramente doradas, dejar sobre el plato con papel absorbente para que pierdan el exceso de grasa.
  5. Servir calientes junto a la salsa de yogur de la que se ha retirado el ajo y a la que se ha echado un chorrito de aceite por encima.

Consejos

  • Puedes pedirle a tu carnicero que te prepare unas albóndigas de cordero para que te sea más fácil.
  • Este plato sirve como aperitivo o como segundo. Se puede acompañar con unas berenjenas rebozadas y fritas, o con arroz. Lo mejor es tomar las albóndigas recién fritas, pero si las quieres tener hechas de antes, se pueden recalentar en el horno. El truco entonces es freírlas poco, para que se acaben de hacer allí. Y si te gusta mucho el ajo, puedes ponerlo picado en vez de retirarlo entero.